Archivo de la etiqueta: 7

Apocalipsis – Las 7 Trompetas


  • 1ra Trompeta: Se destruyó la tercera parte de la tierra con granizo y fuego mezclado con sangre.

  • 2da Trompeta: Una montaña grande ardiendo en fuego fue lanzada al mar y murió la tercera parte de las criaturas marinas y destruidas la tercera parte de las naves.

  • 3ra Trompeta: Cayó una gran estrella que se llama ajenjo, cayó sobre la tercera parte de los ríos y las fuentes de las aguas, y se volvieron amargas y muchos hombres morían por su amargura.

  • 4ta Trompeta: Fue herida la tercera parte del sol, la luna y las estrellas para que no hubiese luz en la tercera parte del día y de la noche. En este toque de trompeta salió un Ángel diciendo los 3 ayes. En los primero toque de trompetas fueron afectados los recursos naturales con los que cuenta y de los que disfruta el hombre:

    • Sol

    • Luna

    • Estrellas

    • Cielo

    • Tierra

    • Mar

    • Ríos

    • Fuentes de las aguas.

*En las trompetas restantes serán dirigidos los ataques directamente al hombre.

  • 5ta Trompeta: Y cayó del cielo una estrella, Satán, y se le dio la llave del abismo, el cual abrió y salió de él humo que oscureció el sol y el aire. Del abismo salieron demonios para atormentar al hombre. Salieron langostas a las que se le dieron instrucciones de no hacerle daño a la tierra o a la hierba, a toda cosa verde y árboles, sólo a los hombres. Se les dio poder de atormentar a los hombres 5 meses sin matarlos. Eran como caballos listos para la guerra. Tenían coronas de oro, cara de hombre, cabello de mujer, dientes de león, coraza de hierro. El ruido de sus alas era como de carros de a caballo. Cola de escorpión y aguijones. Tenían por rey al Ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón y en griego Apolión. El primer ay pasó.

  • 6ta Trompeta: Se le dice al Ángel que toca la sexta trompeta que desate los cuatro ángeles que están atados en el río Éufrates. Estos ángeles estaban atados hasta el momento justo para matar a la tercera parte de los hombres. Junto a ellos viene un ejército de doscientos millones de jinetes a caballo. Estos caballos eran demonios. Tenían coraza de fuego, zafiro y azufre. Sus cabezas eran de león, cola de serpiente con cabeza y de su boca salía fuego, humo y azufre. Por estas tres plagas murió la tercera parte de los hombres. Aún la gente que quedó con vida no se arrepintió y siguieron en sus pecados.

    • El Ángel Fuerte: Vio Juan a otro Ángel fuerte (Jesús) envuelto en una nube y tenía un arco iris sobre su cabeza, rostro como el sol y pies como columnas de fuego. Tenía en su mano un librito abierto y se paró entre el mar y la tierra. Su pie derecho sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra. Gritó a gran voz y siete truenos emitieron su voz. Pero lo que ellos dijeron no me fue permitido escribirlo. El Ángel juró por todo lo que es de Dios, que al sonar la séptima trompeta el misterio de Dios sería cumplido como Él lo anunció a sus profetas.

    • El librito: A Juan se le dio orden de comer el librito que tenía el Ángel. “Fue dulce a mis labios pero amargo al vientre. Y me dijo que tenía que profetizar sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes.”

    • La caña de medir: El Ángel le entrega una caña de medir a Juan para medir el templo y el altar y los que adoran en él, pero no los atrios, pues se lo entregaron a los gentiles. Este templo será construido al final del tiempo de los gentiles. En este templo tomará posesión el anticristo demandando adoración y ocurrirá la abominación desoladora. El medir el templo es señal de juicio. Cristo tomará posesión de su heredad y tomará a sus verdaderos creyentes en Israel. Hollarán la ciudad por 42 meses. Los últimos 3 años de la gran tribulación.

    • Los dos testigos o dos olivos: Muchos creen que son Enoc y Elías ya que estos no vieron muerte. Otras personas creen que son Moisés y Elías por los milagros que harán, porque Dios los llama “mis testigos” y estuvieron en el monte de la transfiguración. Estos dos testigos tienen poder para hacer milagros, tales como:

        1. Cerrar los cielos y pare de llover.

        2. Convertir el agua en sangre.

        3. Traer plagas por toda la tierra.

Cuando terminen su trabajo la bestia los herirá y matará. Luego, ellos estarán por tres días en la plaza siendo exhibidos y todo hombre de toda lengua y toda nación los verá y se gozará. Se darán regalos los unos a los otros celebrando sus muertes porque ellos atormentaron a los moradores de la tierra, pero al tercer día resucitarán. Se escuchará una voz del cielo que les dirá, “subid acá”. Entonces habrá gran terremoto y todos tendrán gran temor y por el terremoto se derrumbará la décima parte de la ciudad y morirán 7,000 hombres.

  • 7ma trompeta: Al sonar la séptima trompeta hubo alabanza en los cielos a él que vive por los siglos de los siglos. El reino del mundo ha pasado a ser de nuestro Señor y de Cristo. El templo de Dios ha sido abierto en el cielo y el Arca del Pacto estaba en él. Y hubo relámpagos, voces, un terremoto y granizo. En el vs.18 nos lleva de la gran tribulación al milenio y al juicio del gran Trono Blanco.

    • La primera señal: Una mujer vestida del Sol, y la Luna bajo sus pies representa al pueblo de Dios. Que está vestida del Sol es que ha sido la luz del mundo. Con la Luna bajo sus pies simboliza la decadencia del sistema antiguo. Somos hijos del día y no de la noche. Los dolores de parto simbolizan el sufrimiento del pueblo a manos de Satanás.

    • Segunda señal: El Dragón Rojo es la serpiente antigua que se llama Satanás. Los siete cuernos y las siete diademas significan su universalidad en su dominio y poder. Satanás es el príncipe de este mundo. Las estrellas arrastradas por su cola, son los ángeles que cayeron con el Diablo. La mujer está con dolores de parto y el dragón está tratando de arrebatarle el hijo varón, pero éste fue arrebatado hasta Dios. El hijo varón son los santos de la dispensación de la gracia que están listos para el rapto. Este dragón hará mucho daño durante la gran tribulación.

    • La mujer que huye al desierto: Es la gente que se quedó en el rapto y el pueblo judío que pasará por la gran tribulación.

Apocalipsis Capítulo 14 – Los 144,000. Las Siete Copas


Este capítulo comienza con el reinado milenial del Cristo en la tierra. El Cordero sobre el Monte de Sion y los 144,000 redimidos que representan a todo Israel. Que serán salvos por el cordero desde su venida desde Sion, el cielo. Y serán salvados de la gran tribulación.

  • Los ciento cuarenta y cuatro mil: Representan a los redimidos de Israel en la gran tribulación.
  • El Monte de Sion: El cielo y el lugar donde Cristo estará con sus redimidos. LA ciudad de David.
  • Arpista que tocaba el arpa: Los mártires de la gran tribulación.
  • El himno nuevo: Es el cantico de la redención que solo los israelitas lo podrán cantar (y nadie podía aprender el himno, solo los 144,000 redimidos). Estos son los que se habían mantenido puros y eran vírgenes. Que nos e habían contaminado con ritos sexuales, que no se habían contaminado con los ritos espirituales de idolatría de la gran ramera Babilonia.
  • Un Ángel con el evangelio eterno: Juan vio un ángel que volaba en el cielo con el mensaje del reino eterno, para anunciarlo a toda nación, raza, lengua y pueblo. Este evangelio del reino no es el mensaje dirigido a la iglesia sino por los profetas desde el Edén. El reino literal del Mesías con su pueblo.
  • Siete Ángeles: Son administradores de Dios en sus juicios finales. Tenían siete plagas que serán semejantes a las plagas que precedieron a la liberación del pueblo de Israel. Del templo salen los siete Ángeles y se les entregan siete copas llenas de la ira de Dios. El templo se llena de humo y nadie podía entrar en el templo hasta que se cumplieran las siete plagas. No más intercesión por los pecadores.
  • Mar de como de vidrio mezclado con fuego: De vidrio por que ya no es necesario la purificación por el agua y significa perfecto descanso. Y el fuego significa que pasaron con victoriosa prueba de la bestia y de la gran tribulación. Los que habían salido de la gran tribulación estaban parados sobre el mar de cristal y tenían arpas en las manos y cantaban el himno de victoria (el himno de Moisés y del Cordero).

Las Siete Copas

  • La 1ra Copa: Plaga de úlceras malignas y pestilentes sobre todos los que tenían el sello de la bestia.
  • La 2da Copa: Las aguas se convierten en sangre, matando a todo ser viviente en ellas.
  • La 3ra Copa: Afecta a toda el agua potable convirtiéndola en sangre.
  • La 4ta Copa: El sol calentará tanto que los hombres arden con gran calor.
  • La 5ta Copa: Se derramó sobre el trono de la bestia, causando tinieblas y se mordían las lenguas.
  • La 6ta Copa: Es derramada sobre el gran Río Éufrates y se seca. Preparando el camino para la guerra del Armagedón. Salen tres espíritus demoniacos que estarán trabajando para reunir a los reyes en el lugar de la batalla.
  • La 7ma Copa: Una gran voz clamó, “hecho está” y es la misma voz que dijo, “consumado es” desde la cruz. Hubo gran terremoto el cual antes no hubo jamás. Y calló granizo grande sobre la tierra.

¿Cuantas vueltas Israel le dió a Jericó?


¿Quién no conoce ese famoso coro que cantaban en la escuelita biblica en nuestras iglesias que decía “los israelitas le dieron siete vueltas a Jericó”? Bueno siempre se nos a enseñado que fueron siete (7) las vueltas que el pueblo de Dios (Israel) le dió a Jericó antes de que sus uros cayeran, pero no se nos explicó a muchos que eso fue una secuencia de dias que el pueblo estubo haciendo lo que Dios les ordenó y por su obediencia Dios los premió cumpliendo Su Palabra.

A continuación una explicación de los versículos envueltos en el evento de las vueltas a la ciudad de Jericó.

Josue 6:1-7

  • Una vuelta diaria por seis dias y 7 vueltas el séptimo dia para un total de 13 vueltas y los muros de Jericó cayeron en aquel dia. La importancia aquí no es que dieron las 13 vueltas, sino que fueron obedientes a lo que Dios ordenó y como hicieron según se les dijo Dios entregó en aquel dia la ciudad de Jericó. Una ciudad que ya conocemos por su gran muro que los protegía y no creyeron que fueran capaz de ser derrivado por un pueblo que solamente aparentaba estar rodeandolos una vez por dia.

Así que nuestro amigo Ricardo Marino, que comentó la cantidad de vueltas está en lo correcto.

Jericó ya había sido atacada en varias ocasiones anteriores, así que podemos entender que ellos habían corregido sus defensas basandose en ataque anteriores, solo que el que estaba atacando en el momento de Josue 6 era Dios y no ningún rey o faraon.