Apocalipsis Capítulo 18 – Juicio de Dios sobre Babilonia

  • La voz del juicio (18:1-3): Este ángel anuncia la caída de Babilonia, un acontecimiento que ya ha sido anunciado (14.8; 16.19). La repetición de “ha caído, ha caído” sugiere el juicio doble de los dos capítulos  (sobre la Babilonia religiosa y comercial), así como la declaración en el versículo 6 de que recibirá el doble por sus pecados. La “gran ciudad” (v.10), el centro del sistema económico mundial, recibe finalmente lo que se merece de la mano de Dios. Ha llegado a ser la habitación de demonios (véase Ef. 2.22, donde la iglesia es una morada del Espíritu) y albergue para los espíritus malos (véase 16.13-14). A Satanás a menudo se le describe como un ave (Mt. 13.4, 19, 31, 32). El versículo 3 indica que Babilonia influyó mucho en las naciones de la tierra de la manera en que el vino lo hace en los ebrios. Pero esta ciudad los enriqueció, que era todo lo que les importaba.
  • La voz de separación (18.4-8): En esta ciudad se encuentran algunos del pueblo de Dios y Él quiere que salgan por dos razones: (1) la ciudad será destruida y Él quiere salvarlos; (2) la ciudad es satánica y Él no quiere que se contaminen. “!Salgan!” ha sido siempre el llamado de Dios a su pueblo, porque salvación quiere decir separación del mundo y para Dios (2 Co 6.14ss). El mundo se glorifica a sí mismo (v. 7); el cristiano procura glorificar a Dios. El mundo vive para los “deliciosos placeres del pecado“, mientras que el cristiano vive para los placeres de Cristo. Mire en el versículo 7 el orgullo de Babilonia: “Yo estoy sentada como reina […] y no veré llanto“. Pero el versículo 8 indica que un día cambiará sus gozos por lamentos, sus riquezas por hambre. Hay una lección aquí para el pueblo de Dios hoy: “No participe en los pecados de otras personas” (véase 1 Ti 5.22; también Jer 51.9).
  • La voz de lamento (18.9-19): Vemos a dos grupos que lamentan la caída de Babilonia: los reyes de la tierra (vv. 9-10) y los mercaderes de la tierra (vv. 11-19). Han “cometido fornicación” con Babilonia al rechazar al verdadero Dios e irse tras los ídolos, el dinero en particular. Han vendido sus almas por riquezas. Ahora finaliza su vida lujosa. Nótese la repetición del “!ay, ay!” en los versículos 10, 16 y 19. Babilonia es juzgada en un día (v. 8) y una hora (vv. 10, 19). ¿Por qué se lamentan los comerciantes y los reyes? Porque su mercadería se ha agotado. Los versículos 12-13 indican la vasta riqueza del sistema mercantil, incluyendo “esclavos, almas de hombres“.
  • La voz de regocijo (18. 20-24): Los hombres de la tierra nunca tienen el mismo punto de vista del pueblo de Dios. Cuando arrojaron del cielo a Satanás, los cielos se regocijaron, pero la tierra se lamentó (12. 10-12). Ahora que babilonia está destruida los cielos se regocijan, pero la tierra se lamenta. La principal razón para el regocijo de los cielos es que Dios ha vengado la sangre de los mártires. El sistema babilónico es satánico y desde el mismo principio (Gn 4) ha sido el responsable del martirio de los fieles de Dios. Las almas debajo del altar en Apocalipsis 6.9-11) habían preguntado: ¿Hasta cuándo, Señor? Ahora su oración es contestada: Dios ha vengado su sangre. Véase Romanos 12.19. La piedra de molino arrojada indica lo súbito del juicio de Dios sobre el imperio de la bestia. Algunos estudiosos ven en esta piedra de molino el regreso de Cristo, la piedra que hirió, según se menciona en Daniel 2.34-35, 44-45. Cuando el mundo piensa que anda de maravillas, Cristo volverá para destruir sus obras. Nótese en este capítulo la repetición de la declaración “nunca más” y léase Jeremías 25.9-11. Cuando Dios dice “Nunca más“, no hay nada que el hombre pueda realizar para hacerlo desistir. Lea también Jeremías 51. Hemos visto, entonces, la destrucción del imperio económico y religioso de la bestia. Todo lo que queda es que Cristo destruya sus ejércitos y esto lo veremos en el siguiente capítulo (Cap.19).
Anuncios

Un comentario en “Apocalipsis Capítulo 18 – Juicio de Dios sobre Babilonia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s